En qué hay que fijarse a la hora de elegir un candidato para el puesto de trabajo

Qué cualidades debe poseer un candidato y a cuáles de ellas debe prestar atención en primer lugar es una cuestión fundamental. Dado que los errores durante la selección de los empleados pueden costar mucho al empresario, hay que tener en cuenta una serie de factores. El primero de ellos es la adecuación de la formación del candidato al puesto vacante.

El procedimiento de selección de personal incluye varios pasos consecutivos

  1. Selección de candidatos adecuados para el puesto.

  2. Análisis de la entrevista de trabajo.

  3. Comprobación de la información proporcionada por un candidato.

  4. Toma de decisiones.

  5. Ejecución del contrato.

Un directivo debe prestar atención a la frecuencia con la que un candidato ha cambiado de lugar de trabajo en el pasado. Si una persona cambia de trabajo con demasiada frecuencia, es importante averiguar el motivo. Tal vez, el candidato resulte ser antisocial o propenso a los conflictos y no esté dispuesto a considerar las opiniones de otros empleados. El siguiente factor es la adecuación de la experiencia laboral del candidato al puesto que solicita. Un futuro empleado puede ser simplemente incompetente y no ser capaz de hacer frente a las responsabilidades del puesto.

La carrera profesional es un tema delicado o la falta de ella para ser exactos. Digamos que una persona pasó 5 años como obrero de la construcción y después de todo ese tiempo no fue capaz de convertirse en capataz o constructor cualificado. En este caso es obvio que esta persona no tiende a superarse ni a aprender cosas nuevas. Según las estadísticas, una persona tarda 3 años en desarrollar todo su potencial. Si esto no ocurre, no hay competencia ni desarrollo de la carrera de la que hablar. Un directivo también debe prestar atención a cuáles de sus cualidades positivas acentúan los empleados, en cuáles se centran, y si los candidatos están dispuestos a someterse a aprendizaje y formación.

El siguiente factor es que no se puede contratar a una persona que no entienda lo que requiere el nuevo puesto. Existe la posibilidad de que la persona que consiga el puesto esté descontenta con el salario o con las horas de trabajo y eso caldeará el ambiente en el lugar de trabajo. Las recomendaciones de trabajos anteriores también son importantes porque si hay alguien que conoce todos los puntos fuertes y débiles de un candidato es su anterior jefe. Otro factor importante es la apariencia de un futuro empleado. Si una persona no se da cuenta de que los pantalones cortos son para la playa y para una entrevista de trabajo se requiere un traje clásico, ese solicitante causará algunos problemas en el futuro.

Porque incluso en la primera etapa de conocimiento un candidato no entiende lo que significa la disciplina y la apariencia presentable. También es necesario prestar atención a lo emprendedora y extrovertida que es una persona y si responde a las preguntas con facilidad. Un empleado así será sociable y estará abierto a los clientes.