El impacto de ChatGPT en el sector legal: Equilibrio entre las ventajas del flujo de trabajo, los problemas de seguridad y el temor a perder el empleo

El impacto de ChatGPT en el sector legal: Equilibrio entre las ventajas del flujo de trabajo, los problemas de seguridad y el temor a perder el empleo

El rumor en torno a la seguridad de ChatGPT 100 millones de usuarios a los dos meses de su lanzamiento fue insuperable. El chatbot de IA desarrollado por OpenAI fue una revolución en el sentido más estricto de la palabra. Podías escribir cualquier pregunta y obtener una respuesta casi instantánea (y bastante razonable). Desde consultas mundanas hasta complejos trámites legales, ChatGPT podía hacerlo todo.

Por supuesto, a medida que se calmaba el revuelo y la omnipresencia de la tecnología se hacía más perceptible, las industrias pronto empezaron a darse cuenta de los trastornos que podía ocasionar en el flujo de trabajo. A finales de marzo, Goldman Sachs informó de que podrían perderse unos 300 millones de puestos de trabajo en todo el mundo debido a la automatización impulsada por la IA. Este aleccionador recordatorio al mundo pronto creó un sentimiento de urgencia en las empresas para aprovechar esta tecnología y su potencial. Sin embargo, por otro lado, también generó una sensación de miedo y temor.

En la actualidad, la noción del potencial de la IA y la preocupación por la pérdida de puestos de trabajo que conlleva trascienden el mundo empresarial y del capital riesgo. Ha entrado en el léxico general de todos los sectores, muchos de los cuales se verán directamente afectados por la IA. A tal fin, esta entrada del blog servirá como una exploración esclarecedora del impacto de ChatGPT en el sector legal y lo que puede significar para los profesionales del derecho en el futuro.

ChatGPT y la industria legal - ¿Qué se ha dicho?

Andrew Perlman, en su artículo para la Harvard Law School, escribe que "ChatGPT puede presagiar un cambio aún más trascendental que la llegada de Internet". Y eso es un buen augurio si tenemos en cuenta las posibles implicaciones de la tecnología para la abogacía. Piense en esto: el trabajo diario de un abogado implica muchas repeticiones, como redactar escritos, investigar precedentes y preparar documentos. Estas tareas pueden llevar mucho tiempo y ser tediosas. Sin duda, son elementos cruciales del trabajo, pero dejan poco margen para la creatividad o la oportunidad de pensar de forma estratégica y original.

ChatGPT ofrece una solución, ya que permite a los abogados automatizar los aspectos tediosos de su trabajo y liberar tiempo para dedicarlo a tareas más significativas. Esto significa que pueden centrarse en los aspectos creativos y estratégicos del trabajo, aquellos que realmente requieren un toque humano. Consideremos este ejemplo de la revisión del chatbot realizada por Perlman. Le pidió al bot que escribiera un trabajo de investigación sobre las posibles aplicaciones de ChatGPT en el ámbito jurídico. El bot respondió diciendo que podía ayudar en la investigación jurídica, generar documentos informativos, transmitir información jurídica genérica a los usuarios e incluso realizar análisis jurídicos exhaustivos basados en las políticas establecidas.

Un reciente Artículo de Thomson Reuters explora el papel de ChatGPT (y de la IA generativa en general) en el marco jurídico analizando los casos de uso, las preocupaciones y las limitaciones abordadas en el reciente evento Legalweek. En el evento, Danielle Benecke, fundadora de un bufete de abogados, esbozó que "los bufetes y otras empresas han estado sentados sobre estos datos no estructurados desde siempre" y las tecnologías de IA generativa podrían ser viables para "[sobrealimentar] las líneas de servicio preexistentes más valiosas del bufete."

Así pues, hay optimismo y el potencial de las tecnologías de IA generativa en los marcos jurídicos es evidente. Sin embargo, todavía hay muchas preocupaciones que deben abordarse antes de ChatGPT. Está el debate en torno a:

  • Alucinaciones de la IA que podrían llevar a tomar decisiones equivocadas
  • Decisiones basadas en la IA que podrían ser injustas
  • Ineficacia de la destreza lingüística en relación con la sofisticación del lenguaje jurídico.
  • Falta de precisión en las decisiones debido a las limitaciones en la interpretación de los conceptos jurídicos

Favorablemente, parece que estas limitaciones también se están teniendo en cuenta. Un juez de Cartagena (Colombia) integró ChatGPT en su flujo de trabajo para la toma de decisiones jurídicas en las audiencias. En dijo que aunque ChatGPT no sustituía realmente la toma de decisiones humana, servía bien para "optimizar el tiempo dedicado a redactar frases, tras corroborar la información proporcionada por la IA".

¿Qué nos dice esto? Las herramientas basadas en la inteligencia artificial pueden ayudar mucho a comprender los documentos jurídicos y a generarlos. Y esto nos lleva a preguntarnos: ¿cómo se está recibiendo esto sobre el terreno?

La investigación de CleverControl revela lo que ocurre sobre el terreno

Recientemente hemos realizado una encuesta exhaustiva a 93 bufetes de abogados. Les preguntamos sobre sus experiencias con herramientas de IA (en concreto ChatGPT), cómo las han estado empleando, cuáles son sus percepciones y expectativas, y el estado actual del flujo de trabajo IA-humano en estos bufetes de abogados. Las respuestas fueron positivamente favorables al uso de herramientas basadas en IA como ChatGPT.

  • Casi el 30% de ellos declararon que utilizan ChatGPT como una de sus herramientas de trabajo.
  • De hecho, cuatro bufetes de abogados revelaron que sus asistentes jurídicos dedican el 70% de su tiempo a trabajar con ChatGPT.
  • Por término medio, los bufetes de abogados dedicaban entre 2 y 3 horas al día a utilizar ChatGPT.

Si comparamos estos resultados con Predicciones de Gartner para 2022 sobre la evolución de la tecnología jurídica, hay indicios claros de que las herramientas basadas en IA tendrán cada vez más aceptación en el sector jurídico. Por ejemplo, Gartner señaló que:

  • El 50% del trabajo jurídico en 2024 estará automatizado
  • El 25% del gasto en aplicaciones jurídicas corporativas estaría asociado a proveedores tecnológicos no especializados
  • En 2025, los presupuestos de tecnología jurídica se multiplicarán por 3 con respecto a 2020

ChatGPT y el mercado laboral jurídico: ¿qué se cuece?

En marzo de 2023, investigadores de las universidades de Princeton, UPenn y Nueva York revelaron los ámbitos industriales más expuestos a la creciente influencia de la IA. El sitio estudiar ponen a los "servicios jurídicos" en una situación de alto riesgo ante la exposición de modelos lingüísticos avanzados. Los investigadores incluyeron perfiles como abogados, asistentes y auxiliares jurídicos y secretarios jurídicos para corroborar este argumento.

Volviendo al informe de Goldman Sachs mencionado anteriormente, el banco de inversión también afirmó la exposición de alto riesgo, destacando cómo el 44% de la carga de trabajo legal podría automatizarse. Por lo tanto, a medida que ChatGPT siga ganando aceptación en el sector legal, tendrá una influencia significativa en cómo se desarrolla el mercado de trabajo legal.

Por un lado, los bufetes de abogados podrían aprovecharlo para reducir los costes de las operaciones internas. Por otro, podrían proceder a contratar menos empleados. Por supuesto, esto no significa que los abogados vayan a quedarse obsoletos. Pero sí refleja el cambio del mercado. Profundicemos en estas preocupaciones:

  • Pérdida de empleo: la fruta madura

    Los paralegales y los asistentes jurídicos encargados de recopilar, analizar y cribar grandes volúmenes de documentos y datos jurídicos podrían ser los más afectados. Los grandes modelos lingüísticos (LLM) actuales y las tecnologías desarrolladas a partir de ellos (como GPT 3.5 y GPT 4, en las que se basa ChatGPT) son lo más "puntero" en cuanto a herramientas basadas en IA.

    Dado que estos modelos pueden implantarse fácilmente sobre los actuales sistemas parajurídicos, es probable que a los asistentes jurídicos de los bufetes les resulte difícil competir con ChatGPT, especialmente en tareas repetitivas.

    De hecho, esta tendencia se está produciendo lentamente en todas las zonas geográficas. Consideremos el ejemplo de Estados Unidos. La Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. señala que las oportunidades para las "ocupaciones de apoyo administrativo y de oficina" han ido disminuyendo a lo largo de los años. Para 2031, se espera que 880.800 empleos menos en el mercado.

  • Preocupación por la parcialidad y la imprecisión

    Recientemente, cuando OpenAI lanzó su modelo lingüístico más avanzado hasta la fecha (GPT-4), explicaron cómo era 40% más preciso que las iteraciones anteriores. Esto estaba en consonancia con las objeciones que se plantearon en torno a las alucinaciones de la IA y la parcialidad de los chatbots.

    La precisión de las tecnologías basadas en IA, especialmente las lingüísticas, ha mejorado a un ritmo alucinante en los últimos años. Sin embargo, un sector tan sofisticado y regulado como el jurídico plantea nuevos problemas: el lenguaje y los conceptos jurídicos suelen ser muy complejos, por lo que resulta difícil dotar a ChatGPT del mismo nivel de complejidad.

    Es evidente que hay mucho trabajo de preparación en la investigación jurídica, por lo que la falta de destreza lingüística podría dar lugar a decisiones inadecuadas y sesgadas. Y no se trata sólo de las habilidades lingüísticas de ChatGPT. También merece la pena considerar la posibilidad de que las tecnologías basadas en IA se utilicen de forma machista con las personas.

    Así que, por supuesto, también existe este rayo de esperanza que se desprende de la compleja naturaleza del sector y de los resultados relativamente anodinos y sencillos que ofrecen tecnologías de IA generativa como ChatGPT.

¿Cuál es el camino a seguir para los bufetes de abogados?

Las proezas e ineficiencias de las tecnologías de IA generativa se han puesto de manifiesto este año. Afortunadamente, el sector jurídico se ha mantenido al tanto de los avances, algo que corrobora una encuesta realizada por Thomson Reuters entre profesionales del derecho de Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. En ella, unos 15% de los bufetes de abogados emitieron advertencias sobre el uso de ChatGPT en el trabajo. De hecho, el 6% había prohibido su uso por completo.

Sin embargo, la misma encuesta también sugiere que más del 80% de los bufetes reconocen el potencial de la IA para integrarse en algún flujo de trabajo del ecosistema jurídico. Así pues, en medio de esta incertidumbre sobre la viabilidad de la tecnología, ¿cómo deben los bufetes planificar el futuro y mantenerse al tanto de los avances?

  1. Vigilar las cajas negras

    A medida que el uso de ChatGPT y otras tecnologías generativas basadas en la IA sigue extendiéndose en el sector jurídico, es más probable que se hagan afirmaciones inapropiadas y sesgadas. Los bufetes de abogados deben estar atentos a posibles sesgos e imprecisiones en los resultados que ofrece ChatGPT. Es esencial que el personal jurídico examine estos resultados y los corrija cuando sea necesario. Al fin y al cabo, la transparencia es un componente clave de la buena abogacía.

  2. Prepárese para lo desconocido

    Por lo general, los marcos normativos y de cumplimiento evolucionan a un ritmo lento. Aunque a veces estos marcos dan lugar a algunos resultados adversos, también introducen sostenibilidad en las operaciones empresariales. Los bufetes de abogados deben estar preparados para las incógnitas que se avecinan a este respecto. Pueden hacerlo asegurándose de que están en sintonía con la aplicación de ChatGPT y otras tecnologías basadas en IA en su bufete.

  3. Desarrollar una visibilidad holística del uso cotidiano de la IA en la empresa

    Al encuestar a los bufetes de abogados, también descubrimos que muchas de estas organizaciones han sido capaces de comprender los patrones de uso de la IA en sus departamentos mediante el análisis de los datos cotejados por CleverControl .

Ahora, a medida que nos acercamos al momento en que ChatGPT y las tecnologías generativas basadas en IA se conviertan en omnipresentes en el sector legal, las empresas pueden aprovechar la información de CleverControl para mantener una visibilidad holística del uso de ChatGPT y otras tecnologías generativas basadas en IA. Incluso pueden elaborar estrategias para:

  • Cómo humanizar el proceso que conlleva la máxima sofisticación
  • ¿Cuáles son los "puntos dulces" y los "puntos negros" en el uso de ChatGPT en los distintos departamentos?
  • ¿Cuáles son los casos de uso más aplicables de ChatGPT en los distintos departamentos?

En conjunto, estos resultados sugieren que las tecnologías basadas en la IA prometen la automatización del sector jurídico. Es imperativo que las empresas se mantengan a la vanguardia para extraer el máximo valor de estas tecnologías y capacitar a sus empleados en el proceso.

Here are some other interesting articles: