Networking para introvertidos: Cómo hacer conexiones

La creación de redes puede ser un asunto complejo y aterrador, quizás hasta el punto de odiar la propia palabra. Sin embargo, no se puede prescindir de la capacidad de establecer conexiones sociales y, si se aborda correctamente, puede ayudar a acercarse a su sueño.

Según LinkedIn, el 85% de los especialistas consiguen un trabajo utilizando uno u otro tipo de conexiones.

A muchas personas -y especialmente a los introvertidos- no les gusta el networking, porque lo consideran una autopromoción descarada, construida sobre la falsedad. Pero esto no es exactamente cierto.

"Se trata de construir relaciones realmente profundas y sólidas", dice Robert Díaz, experto en crecimiento personal y autor de un libro sobre redes.

El trabajo en red suscita sentimientos encontrados incluso entre los autoproclamados extrovertidos, como Alice Elliott, orientadora profesional, a pesar de que ella misma dijo que había obtenido la mitad de sus empleos gracias al trabajo en red.

"A veces se siente una especie de energía en este tipo de eventos: estamos todos en la misma sala y todos quieren ser ellos mismos", dice. "Pero a veces todo el mundo tiene la sensación de que debe fingir ser otra persona".

¿Qué puede hacer para superar su timidez? Su respuesta es sencilla: hacer preguntas. A la gente le gusta hablar de sí misma.

Estar abierto

Por supuesto, "sé tú mismo" es una frase manida. Pero lo principal aquí es estar preparado, piensa Díaz.

Piensa de antemano en cómo te vas a presentar para que te recuerde tu interlocutor. Haz una lista de preguntas que puedas hacer y de temas que puedan apoyar fácilmente el flujo de la conversación.

Como en cualquier otra relación, en el networking es importante el equilibrio. Los profesionales dicen que es importante no sólo presentarse adecuadamente, sino también escuchar atentamente las historias que comparten los demás. A menudo resulta que usted y su interlocutor tienen mucho más en común de lo que cree.

"Si el interlocutor te interesa de verdad, ya estás en el camino del éxito", dice Benjamín Muñoz, de 27 años, gestor de productos en MOS Software Group. Muñoz cree que el éxito de su carrera se debe en gran medida a las conexiones que adquirió durante las prácticas y el trabajo anterior.

Menos es más

Muchos introvertidos no quieren abrir la boca hasta que no se lo piensan bien. Robert Diaz cree que este rasgo puede ayudar a crear conexiones más profundas.

En lugar de entrar en pánico al pensar que vas a conocer a 20 personas, trata de acercarte a un par de ellas que puedan serte más útiles y, por supuesto, averigua más sobre ellas.

Haga preguntas significativas y escuche las respuestas. Díaz aconseja:

"En lugar de preguntar "¿A qué te dedicas?", pregunta "¿Cuál es tu parte favorita del trabajo?".

Utilizar el enfoque tradicional

Los profesionales aconsejan a los introvertidos que lleguen temprano a las reuniones. Si llegas tarde, toda la gente que ha llegado antes se dividirá en grupos, y no es fácil entrar en uno de ellos.

Alice Elliott, que ha trabajado con representantes de diferentes generaciones, dice que los millennials suelen ser más difíciles de tratar en las reuniones:

"Los maravillosos artilugios que llevamos en el bolsillo pueden ser una buena forma de evitar la comunicación con la gente si no nos sentimos cómodos en un evento".

Sin embargo, está convencida: si quieres tener éxito, tendrás que invertir tiempo y energía en la comunicación cara a cara. Ninguna tecnología sustituirá el contacto personal.

El trabajo soñado no caerá del cielo si te quedas sentado en casa y pulsas los botones, aunque envíes cien currículos al día. Sólo trata de hablar con la gente viva, - aconseja Elliott.

Una ventaja: invitar a su interlocutor a una copa. "Así no tengo que decirle a la gente lo bueno que soy", dice Díaz. "Lo ven ellos mismos".

Consejos rápidos

Si no tiene suficientes contactos, asista a eventos de networking de actualidad.

Haz que la persona con la que hables responda "sí" a la petición de una breve entrevista. Escribe correos electrónicos personalizados a los posibles contactos y menciona algunos datos que hayas aprendido sobre ellos.

Recuerda siempre a la gente sobre ti. La regla general es escribir una carta en los dos días siguientes a la reunión. Al mismo tiempo, debes evitar los lunes: la gente está abrumada de trabajo y tu carta puede quedar sin respuesta.

Manténgase en contacto con sus compañeros de clase, sus colegas y sus profesores.

Si no tienes la suficiente cualificación, el trabajo en red no te servirá de mucho. Esfuérzate al máximo en todo lo que hagas.