Cómo fracasar en la contratación de personal: 9 consejos bromistas sobre la contratación de personal

¡¿Quién ha dicho que es hora de escuchar a los candidatos?! ¡Un sinsentido total! El empleador es el verdadero jefe en el mercado laboral. Un especialista en RRHH, como representante del empleador, tiene el poder de decidir el destino de las personas. No pierdas esta oportunidad en el diálogo con cada candidato, si no quieres contratar a un equipo de profesionales de una vez por todas y quedarte sin trabajo.

Consejo bromista nº 1

Nunca reciba a los candidatos a tiempo. Si llegan a tiempo, finge que no tienes tiempo para atenderlos. Nunca se disculpe ni diga exactamente cuánto tiempo tendrán que esperar. Si realmente necesitan el trabajo, esperarán a la entrevista de trabajo con usted. Si no quieres que se vayan antes, coge sus pasaportes con el pretexto de hacer una copia para comprobar su identidad antes de la entrevista.

Consejo bromista nº 2

En la entrevista, sin ningún saludo, pregunte inmediatamente al candidato: "¿Por qué cree que es usted la persona adecuada para este puesto en NUESTRA empresa?". Haga diferentes variantes de esta pregunta hasta que el candidato se sienta completamente avergonzado. Debe merecer el derecho a que usted siga considerando la vacante. ¿Lo tienes, verdad?

Consejo bromista nº 3

Nunca escribas y discutas las especificaciones del trabajo para la selección. Debes tener una oferta de trabajo a la vista para candidatos diferentes en experiencia y formación. ¿Por qué ponerte límites?

Consejo bromista nº 4

No responda nunca a las preguntas directas de los candidatos sobre el salario, el periodo de prueba o la descripción exacta del puesto. ¿Quién sabe qué idea puede asaltar la cabeza de su futuro empleador? Habla con elocuencia, así no serás tú el culpable en caso de conflicto si no se cumple el acuerdo al que llegaste en la primera entrevista.

Consejo bromista nº 5

Intenta publicar la vacante en horario nocturno, los candidatos deben entender que en tu empresa sólo trabajan profesionales que están dispuestos a dar su vida por la empresa día y noche.

Consejo bromista nº 6

Si el candidato ha conseguido despertar tu interés, haz que pase la analítica, la punción cerebral y haga el test de inteligencia para la siguiente entrevista. En general, cuanto más se esfuerce el candidato por llegar a las últimas pruebas, más apreciará tu oferta de trabajo. Si el candidato se niega, sabrás con seguridad que no es tu tipo de empleado y que ese nivel de lealtad al futuro empleador no te conviene.

Consejo bromista nº 7

Nunca te ajustes al candidato. Sólo su forma del currículum, sólo su tiempo de la entrevista, sólo sus requisitos de sexo, altura y peso. Sin compromisos. Si necesitan una niñera ahora, ¿qué pasará después de contratar al candidato?

Consejo bromista nº 8

No pierdas tiempo en comprobar las recomendaciones. El candidato las tiene o no. Está claro que las recomendaciones serán dadas por personas cuyos contactos son proporcionados por el propio candidato. Pidas lo que pidas, nunca sabrás la verdad y tienes mucho trabajo que hacer aparte de eso.

Consejo bromista nº 9

Intenta coquetear con el candidato, incluso puedes cubrir su mano con la tuya o tocar sus pies con los tuyos por debajo de la mesa. La reacción no verbal del candidato te dirá más que mil palabras. ¿Es sociable? ¿Se lleva bien con los demás? O son unos primorosos que sólo se adaptan a vigilar el archivo o la tienda. No hay nada peor que equivocarse al contratar a una persona. Lo único que puede ser peor es equivocarse en su despido sin contemplaciones. Pero esto no ocurrirá pronto... a no ser que sigas consejos bromistas sobre la gestión del personal.